SIPLA, considera que la anunciada modernización de los equipos de videovigilancia en las zonas de ocio, "no servirá para frenar las agresiones".

2017-08-24 


Imagen de la noticia

El Sindicato Independiente de Policías Locales, SIPLA, considera que la anunciada modernización de los equipos de videovigilancia en las zonas de ocio, "no servirá para frenar las agresiones". Son mejoras que el gobierno municipal supedita a la incorporación de una partida en el presupuesto de 2018. La intención ha sido aplaudida esta mañana por el grupo municipal de Ciudadanos, su portavoz José Carlos Fernández Sarasola, ha anunciando que pedirá en la primera comisión de Seguridad Ciudadana la instalación de cámaras de videovigilancia en la zona de Fomento para, dice intentar así atajar el incremento de los actos violentos en su entorno. Hablan desde Ciudadanos de una doble finalidad de las cámaras que en ningún caso, puntualizan, pretenden sustituir la presencia policial, que consideran necesario incrementar. Servirán como medida disuasoria, poniendo fin "a la sensación de impunidad que la noche muchas veces ofrece", además de ayudar a la policía a identificar a los responsables de cualquier tipo de delito, agresión o acto vandálico. "Pediremos iniciar estos trámites cuanto antes de cara a que puedan estar funcionando antes del próximo verano que es precisamente cuando más conflictos y episodios violentos suceden" ha añadido. La respuesta del sindicato policial es clara: "Las cámaras están para vigilar el tráfico y resolver altercados en la circulación, emplearlas con intención de frenar las agresiones no es una solución factible" asegura Ildefonso Rodríguez del Río, secretario general del SIPLA, Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias, que ve difícil que las cámaras cumplan un papel disuasorio. De seguir con el plan de modernización de las zonas videovigiladas cuyo adelanto anunciaba ayer el concejal de seguridad ciudadana Esteban Aparicio, deberán afrontar el problema añadido de efecturar reparaciones contínuas apuntan desde el SIPLA. La solución, considera su secretario general, pasaría por el incremento de efectivos, algo factible ya que hay cinco puestos aprobados tras las recientes oposiciones a policía local. Se trata de puestos sin plaza ya que el Ministerio del interior ha denegado la petición municipal del aumento de agentes. El sindicato policial ha denunciado en varias ocasiones el incumpliento en Gijón de ratio de policías por habitante.

Dejamos la entrevista completa con el secretario general del Sipla, Ildefonso Rodríguez del Río.

cadenaser.com