PP y Sipla piden más coordinación policial ante el aumento de los robos

 


Imagen de la noticia

El Partido Popular y el Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias (Sipla) consideran necesario que se refuerce la coordinación policial ante el incremento de robos que se ha dado en los últimos meses en la ciudad. Así lo expresó, al menos, el portavoz del PP Constantino Álvarez tras haber mantenido un encuentro con responsables del sindicato policial.

«La principal queja de los agentes es que es necesario mejorar la coordinación. A su entender, se debería ahondar en fórmulas que les permitan compartir información y estrategias que permitan una mayor eficacia y hacer llegar a la ciudadanía una mayor sensación de seguridad», indicó el portavoz local del PP.

Álvarez indicó que esa mejor coordinación entre las policías Nacional y Local y la Guardia Civil redundaría en «una mayor eficacia policial». Dicha coordinación, añadió, se vería lastrada por una situación en la que «la Policía Local es vista como la hermana pequeña de las otras fuerzas y cuerpos de seguridad», apuntó el edil. Sin embargo, se hace necesario a su entender que se aborde esa cuestión «para que los ciudadanos podamos recuperar la confianza».

El portavoz local del PP cree que esas son algunas de las cuestiones que se tendrían que abordar en una reunión de la Junta Local de Seguridad, que analizara el problema del incremento de robos desde el comienzo del año. «Se preveía un incremento de este tipo de robos motivado por la crisis. Puede no tratarse de grandes delitos, pero sí que dan una sensación de inseguridad para la que hay que tomar medidas», añadió el edil.

Vecinos

Constantino Álvarez cree que en esa Junta Local de Seguridad, además del equipo de gobierno y los responsables de las distintas fuerzas de seguridad, han de estar presentes representantes de «todos los grupos políticos» y «del movimiento vecinal». Su presencia tendría como fin, añadió el edil, buscar fórmulas que permitan enviar un mensaje de tranquilidad a la población. «Avilés es una ciudad tranquila, pero en lo que va de año se ha deteriorado la confianza. La gente tiene miedo», apuntó Álvarez.

El portavoz del PP sostiene que robos en viviendas, como los de Miranda o La Maruca, en pequeños comercios o en edificios públicos han llevado a que «haya vecinos que se hayan decidido a instalar puertas de seguridad en sus viviendas o incluso a contratar servicios de alarma», dijo.

La propuesta del PP se produce después de que en las últimas semanas se hayan sucedido diversos robos con fuerza en la ciudad. Recientemente, la Policía Nacional detuvo a un madrileño de 31 años como presunto autor de cinco de esos delitos.

Fuente documental: El comercio digital