La policía de San Martín sale a la calle a pedir más recursos

 


Imagen de la noticia

Siete miembros de la policía local de San Martín del Rey Aurelio acudieron ayer a la sala de plenos del ayuntamiento, durante la celebración del pleno municipal, para exigir a la administración local que les proporcione una mejor formación y nuevos materiales para prescindir de los que ahora "están obsoletos".

Rodolfo González Lada, delegado en Langreo del Sindicato Independiente de Policia Local de Asturias, SIPLA , encabezó ayer la manifestación para requerir mejoras en las condiciones laborales de sus compañeros. "Unicamente pedimos la equiparación real de la policía con el resto de empleados municipales" señaló.

Desde febrero los policías locales de este concejo han venido solicitando "actualizaciones en los medios técnicos y en la formación de nuestros compañeros mediante cursillos, así como la ampliación de la plantilla" , según indicó Rodolfo González, quien comentó que "pedirle la documentación a los conductores mientras nuestros vehículos no pasan la ITV parece una broma". El delegado de SIPLA aseguró que en todos estos meses sus reivindicaciones no han sido escuchadas, porque "el ayuntamiento es de los pocos en Asturias que se resiste a aplicar la ley de coordinación de policía de 2007".

Los miembros de la policía local, presentes en el pleno consistorial con camisetas y pancartas que reclamaban el cumplimiento del convenio de 2002, aseguraron que actualmente hay 25 funcionarios en San Martín, incluidos mandos, de los cuales sólo 19 son agentes,"y el acuerdo establece que debe haber un mínimo de 21". Por este motivo, Rodolfo González aseguró que no sólo es un problema para los trabajadores, sino también para los ciudadanos porque "no podemos ofrecerles la atención debida si no tenemos plantilla". Añadió que se han dado ya varios casos en los que tardan en acudir a los lugares donde se registra algún incidente por falta de personal, porque tienen que ir en parejas, pero se ven obligados a hacer rondas individualmente al no haber policías suficientes para cubrir todo el territorio. Así mismo, recalcó que "en los últimos diez años se han ido o retirado unos diez agentes, pero ha ingresado uno".

Rodolfo González se mostró firmemente convencido de que su reclamación "es totalmente lícita", puesto que sólo piden "disfrutar de los mismos derechos que el resto de funcionarios municipales, que no se nos descuenten 300 euros por bajas o que se nos proporcione material adecuado, como pistolas nuevas, porque algunas de las nuestras no son seguras, o etilómetros para no depender de los agentes de tráfico".

Fuente documental: LVA