El sindicato policial SIPLA ha decido romper las relaciones con el Ayuntamiento de Siero

 


Imagen de la noticia

El sindicato policial SIPLA ha decido romper las relaciones con el Ayuntamiento de Siero y abandonar la mesa de negociación del convenio. El motivo que alega dicha central es que no se dan las condiciones ni el clima necesario para establecer ningún tipo de negociación.

Tras las multas masivas que estos días llevó a cabo la Policía local de Siero, el alcalde Juan José Corrales ordenó a todos los agentes del cuerpo la realización de un servicio permanente de vigilancia en la plaza de la Paz, situada en el barrio Parque de la Luz. Los policías sólo podrán abandonar su puesto cuando reciban llamadas o para realizar el servicio escolar, en las salidas de los colegios.

El servicio en el barrio de la Luz comenzó el pasado viernes por la tarde, cuando los agentes avisaron a los vecinos de su presencia en la zona. Pero ayer tuvieron lugar varios enfrentamientos entre los agentes que allí se encontraban con algunos de los vecinos, debido a las multas que se pusieron a los vehículos estacionados en la rotonda.

Sabino García, delegado sindical del SIPLA aseguró que «esto es una muestra de los despropósitos del equipo de gobierno, y en especial del alcalde. La plaza de la Paz será la ubicación de nuestro nuevo cuartel». García apuntó que las medidas que se llevaron a cabo estos días se debieron a la petición que el alcalde realizó en los medios de comunicación donde exigía a la policía «mano de hierro y medidas excepcionales contra los estacionamientos indebidos y con cualquier conducta incívica».

Uno de los motivos que alega el SIPLA para no negociar con el equipo de gobierno es la «presión» que ejerce sobre el colectivo el concejal de Personal y Hacienda Ángel García, 'Cepi'. Según comentó García, «no soporta a la policía municipal desde que entró en el poder y está llevando a cabo una persecución».

Según explicó Sabino García delegado sindical del SIPLA desde que se publicaron esas declaraciones del alcalde, 'Cepi', de forma habitual y continuada, da órdenes sin tener competencia en la materia, instando urgentemente a denunciar a los coches aparcados en determinadas calles de Lugones y de Pola de Siero.

Amenazas

El SIPLA denuncia, además, que los agentes están sufriendo constantemente presiones y amenazas de expediente por parte del mencionado edil, al igual que el resto de funcionarios. No obstante, añadió que, por el momento, no se ha abierto ningún expediente a miembros de la plantilla.

El sindicato pide también al concejal de Seguridad Ciudadana, el socialista Herminio Llamedo, «que dé la cara» y se postule sobre las necesidades, los problemas y las dificultades del cuerpo de policía.

El SIPLA lo considera «cómplice» de las intromisiones de terceros en sus competencias de gobierno.

Fuente documental: El comercio digital