Los Policías Locales se quejan de que se les cambie su calendario y su horario

 


Imagen de la noticia

La sección sindical del Sindi cato Independiente de Policías Locales de Asturias (Sipla) en Oviedo han señalado que la situación en la Policía Local de Oviedo es "insostenible" después de que a mediados de diciembre se publicase una orden por la que se cambia de destino a más de 25 agentes.

Según han señalado a través de una nota de prensa, se trata de cambios realizados "a dedo" que afectan al horario, al turno, a la situación profesional, personal y familiar de los trabajadores.

"Desde Sipla no tenemos conocimiento alguno sobre el criterio elegido para tomar estas medidas. Lo que sí sabemos es que no están basados ni en la antigüedad, ni en méritos, ni en capacidad, ni tampoco en esa ansiada conciliación familiar y laboral", han explicado.

Además, han dicho que los cambios son vistos como una medida de carácter coercitivo que empeora las condiciones laborales. "Los compañeros se sienten amenazados, saben que hoy están aquí y mañana pueden no estarlo" , lamentan.

Consideran que, tras los cambios, mientras el servicio de noche, o el servicio de motoristas cada vez tiene menos componentes, el servicio de la grúa está "perfectamente cubierto". "Cuando por los motivos que sean, faltan los titulares de la grúa, se quitan motoristas encargados del tráfico de Oviedo para asignarlo a cubrir las vacantes de la grúa", aseguran, insistiendo en que no se mejora el servicio a los ciudadanos.

CASCOS

En cuanto a los motivos de haber llegado a esta situación, señalan que existe una "creciente rumorología" en el seno de la plantilla que tiene que ver con los recientes acontecimientos políticos acaecidos en el seno del PP asturiano, con la división interna y el claro posicionamiento de la Jefatura de la Policía Local, encabezada por Agustín de Luis, a favor de Francisco Álvarez Cascos.

"Tememos que estemos siendo utilizados como armas arrojadizas dentro de una estrategia que nada tiene que ver con el servicio de Policía" , sostienen, argumentando que ** "se provocan reacciones y reclamaciones que sirven para desautorizar a la alcaldía como máxima responsable de dicho servicio"**.

Fuente documental: La Nueva España digital