Oposiciones en la Policía Local

 


Imagen de la noticia

Con fecha 7 de setiembre de 2006, se publicaron en el BOPA las bases de Oferta Pública de Empleo de este Ayuntamiento de Avilés para el cuerpo de la Policía Local. Tal y como está reglamentariamente recogido, corresponde a la Junta de Personal la designación de los vocales que la representarán en el Tribunal calificador, tanto para nuevo acceso como para la promoción interna, trámite este que fue cumplido por este órgano en legal tiempo y forma, nombrando a sus respectivos vocales tanto titulares como suplentes, cumpliendo todos ellos los requisitos legales.

Con fecha 26 de Octubre de 2006, por parte del Departamento de Recursos Humanos del Ayuntamiento, se remite escrito instando la abstención de las designaciones hechas por la Junta de Personal.

Dicho escrito, aparte de su ambigüedad, y de que establece una interpretación en exceso restrictiva, está claramente encaminado a evitar la participación de representantes sindicales en el proceso selectivo, lo que a nuestro criterio deja al descubierto una intención oscurantista por parte del Ayuntamiento a la hora de proveer las plazas, tanto por venganza por la impugnación sindical a la promoción interna como para evitar, sospechosamente, un control del proceso selectivo que no parece ir encaminado a cumplir los requisitos de igualdad, publicidad, mérito y capacidad.

La Junta de Personal del Ayuntamiento de Avilés, y este sindicato, están firmemente convencida de que el empleo público debe estar al alcance de todos los ciudadanos, y velará por el cumplimiento estricto de la objetividad en el proceso selectivo, usando todas sus armas para combatir cualquier intento de desviación de dicho objetivo. No es la primera vez que este Ayuntamiento se ve involucrado en irregularidades en procesos selectivos, el más grave de ellos, curiosamente también en una selección de suboficiales de la Policía Local, proceso selectivo que fue anulado en una sentencia muy severa por el Tribunal Supremo. Como está en juego la honorabilidad del Ayuntamiento de Avilés y estas maniobras pudieran estar encaminadas a repetir aquel error, es por lo que el SIPLA quiere hacer pública su repulsa a la actitud mantenida por el Departamento de Recursos Humanos cuya falta de motivación lógica y coherente a nuestra proposición de representantes de la Junta de Personal en el Tribunal calificador, pudiera dar a entender que se persiguen objetivos retorcidos.