La Alcaldesa da marcha atrás y anuncia que acatará la sentencia de los cabos

 


Imagen de la noticia

Al Ayuntamiento se le acaba el tiempo. Mañana viernes Pilar Varela, la Alcaldesa de Avilés, tiene que haber comunicado al Juzgado número 5 de lo contencioso-administrativo de Oviedo que se ha echado para atrás en el nombramiento como cabos en comisión de servicios -actualmente, subinspectores- de cuatro agentes que ganaron una oposición que un juez había anulado, a su vez, en 2009. Varela anunció ayer: «Acataremos la sentencia sin ninguna duda. Iniciaremos el proceso que hay que hacer para que se provean de forma correcta (las plazas de cabos). No hay ningún problema». Estas palabras las pronunció ayer, a la salida de la sesión inaugural que sobre los fueros de Avilés se desarrolla hasta el sábado.

Manuel Jesús Villa , secretario general del Sindicato Independiente de la Policía Local de Asturias (Sipla) , mostró su satisfacción con la decisión de la primera edil, que en junio, por decreto, cubrió cuatro vacantes con cuatro policías que habían ganado irregularmente, según el juez, uno de los últimos procesos selectivos convocados por el Ayuntamiento. «La manera de cubrir las plazas de superior categoría en este Ayuntamiento está clarísima: se tiene que convocar un concurso de méritos y los puestos, mientras no haya oposiciones, los cubre el más antiguo, pero esto no lo digo yo: está previsto en el convenio colectivo» , explica Villa. La desautorización del juez a la Alcaldesa deja, por el momento, al servicio de la Policía Local sin subinspectores, que son los que sustituyen a los inspectores (antiguos sargentos). «No sólo se necesitan estos cuatro: hay que cubrir tres puestos más que están vacantes, pero las cosas se tienen que hacer adecuadamente», apunta Villa. «Queremos creer que el Ayuntamiento es una institución democrática y transparente y eso se demuestra tomando decisiones ajustadas a derecho» , añade.

La crisis de los cabos viene arrastrada de la pasada legislatura. Entonces la responsable de Personal era Judith Flórez. El tribunal había diseñado un baremo para el examen que la decena de agentes que se presentó a la prueba no fue capaz de superar. Lo que hizo entonces el tribunal fue una subida lineal de puntos con el fin de poder cubrir los puestos. Esta decisión fue la que anuló el juez, tras una denuncia del Sipla. Villa explica, en este sentido, que las decisiones tomadas por la Alcaldesa «vienen una vez más a confirmar la veracidad de los resultados de la "Evaluación de Condiciones Psicosociales de la Policía Local de Avilés"».

El documento, cuyos resultados no quiso comentar en su día la Alcaldesa al considerar que eran de uso interno, determinaba que el 68 por ciento de los agentes no ve la posibilidad de promocionar, ya que cree que el sistema está viciado. Se da la circunstancia de que el 70 por ciento de los policías entrevistados -casi todos los avilesinos- no conoce los criterios de promoción interna; el 84,4 por ciento de ellos habla incluso de «enchufismo».

«Queremos creer que el Ayuntamiento es una institución democrática y transparente, y eso se demuestra tomando decisiones ajustadas a derecho» Fuente documental: La Nueva España digital

Secretario general del Sipla