SIPLA critica al PSOE por privatizar la gestión de las multas

 


Imagen de la noticia

Las multas de tráfico se pagan, desde esta semana, en la calle Cabruñana, en un local que gestiona Servicios Externos de Asesoramiento y Consultoría, S.L.U., la compañía que en agosto se hizo con un servicio que hasta la fecha estaba llevando a cabo el Ayuntamiento. El concejal de Servicios Municipales Luis Ramón Fernández Huerga defiende la medida «porque la gestión de las sanciones se agilizará, el servicio se modernizará y ampliará su horario». De hecho, los pagos y los recursos se pueden presentar en horario de mañana y tarde e, incluso, los sábados por la mañana. «La empresa, lo que hace es una asistencia técnica y se centra, principalmente, en la tramitación de las multas», explicó. «Esto no quiere decir que se suspenda el servicio municipal de sanciones: muchos trámites se tienen que llevar a cabo, lo dice la ley, por personal municipal», añadió. De hecho, esto es lo que se ha venido haciendo hasta la fecha.

El Ayuntamiento tenía un contrato de asistencia técnica con una empresa y un empleado de la misma trabajaba en el propio consistorio. «La adjudicación del servicio, además, permite ampliar el espacio físico destinado a la atención ciudadana», añadió Huerga. «Con lo cual, ahorraremos dinero». Esta satisfacción municipal, sin embargo, fue contestada ayer tanto por los sindicatos como por todos los partidos representados en el Pleno, a excepción del PSOE. «El Ayuntamiento lo que debe hacer es dar ejemplo, y si precisa de más personal lo que debe hacer es sacar una oferta pública de empleo», señaló Manuel Jesús Villa, secretario general del Sindicato Independiente de la Policía Local (Sipla) y presidente de la Junta de Personal. «Están intentando deshacerse del personal público», acusó.

La política de empleo llevada a cabo por el Ayuntamiento es uno de los argumentos más reiterados tanto por los políticos como por los sindicalistas (Fernando Díaz Rañón, de Izquierda Unida, la calificó como de «nefasta»). Manuel Gómez Mendoza, director de los servicios jurídicos de la Unión de Sindicatos Independientes del Principado de Asturias (Usipa) fue claro en sus apreciaciones: «Esta es una muestra más de la incapacidad del Ayuntamiento, un desmadre más», aseguró. «Hace bien poco se contrató a una funcionaria para el servicio de sanciones y se dotó el área con dos personas de apoyo. Si son precisas más, ¿por qué no se contratan?», se indignó.

Rañón, por su parte, volvió a atacar a sus compañeros de Gobierno: «El Ayuntamiento es suficientemente capaz de gestionar las multas, pero los del PSOE han optado por sacarse el problema de encima. No es agradable ir a pagar una multa y si los ponemos lejos, eso que ganamos», dijo. «No estamos para tirar el dinero», comentó Avelino González, de ASIA. «¿Hasta ahora, qué problema había en la gestión de las multas?», se preguntó el concejal independiente. Antonio Sabino se manifestó en la misma línea que González. El Gobierno consiguió un pequeño balón de oxígeno del PP: «Si hay que privatizar, que se privatice, pero no nos quedemos a medias», dijo Constantino Álvarez.

Fuente documental: La Nueva España digital