El SIPLA renuncia a su liberado en la Policía de Mieres y a las horas extras por el 20-N

2011-09-24 


Imagen de la noticia

Los lacónicos mensajes que el nuevo Gobierno local de Mieres está lanzando para concienciar a los trabajadores municipales de la difícil situación económica en que se encuentra el Ayuntamiento están empezando a calar entre la plantilla. El sindicato de la Policía Local (SIPLA) dio ayer un paso al frente y le hizo un guiño al alcalde, Aníbal Vázquez. Los agentes comunicaron al regidor su renuncia a cobrar las horas extraordinarias que deberían percibir con motivo de la próxima entrega de las notificaciones a los miembros que compongan las mesas electorales en los comicios generales del 20 de noviembre. Además, el SIPLA, sindicato mayoritario en la junta de personal, también ha tomado la decisión de renunciar al liberado institucional al que tiene derecho.

El secretario general del SIPLA, Jesús Villa, mantuvo ayer una reunión con Aníbal Vázquez para analizar la política de reorganización laboral y de ahorro que está abordando el Ayuntamiento. El sindicato, a la espera de que en las próximas semanas se abra la negociación de un nuevo convenio, renunció a las horas extraordinarias que de manera obligada genera el reparto de la notificaciones electorales. El ahorro para el Consistorio será de 3.000 euros, según la central: «Nos han pedido un esfuerzo y hemos respondido», apuntó Villa. El responsable sindical quiso puntualizar que «esta renuncia supone un doble esfuerzo, ya que asumimos un trabajo que no es de nuestra competencia y, además, lo haremos sin cobrar». Igualmente, el SIPLA no dispondrá del liberado al que tiene derecho por ley: «Se trata de un gesto de buena voluntad, ya que nuestra intención es facilitar en la medida de nuestra posibilidades la funcionalidad del servicio».

Tras mantener un encuentro con el Alcalde, los responsables del SIPLA se mostraron convencidos de que es posible encontrar puntos de encuentro: «Hemos constatado que el Gobierno local apuesta por el diálogo y el consenso», indicó Jesús Villa. Ahora bien, el SIPLA también dejo claro que la buena disposición de los trabajadores tiene límites: «Nosotros no somos responsables de la mala gestión de las administraciones y cuando llegue el momento defenderemos nuestros derechos». Sobre una posible reorganización del servicio para eliminar por completo las horas extras, Villa puntualizó que «la Policía Local funciona bien y cualquiera puede entender que hay situaciones en las que es necesario reforzar el servicio».

«Entregaremos las notificaciones electorales sin cobrar, aunque no sea nuestra competencia»

Fuente documental: La Nueva España digital