Alcalde y policías, al banquillo

2011-10-06 


Imagen de la noticia

Aunque el conflicto laboral entre la Policía Local de Carreño y los dirigentes socialistas municipales se ha visto relajado tras la aplicación de la ley de Coordinación y el consiguiente aumento salarial, las diferencias entre ambas partes están lejos de resolverse. En las próximas semanas se celebrarán hasta dos juicios de faltas para dirimir víctimas y culpables de los enfrentamientos producidos a la salida de un Pleno el 30 de septiembre de 2010, con acusaciones de agresión por parte de policías y el regidor, Ángel Riego, derivadas de la tensión del conflicto laboral, entonces en pleno auge.

El primero de los juicios tendrá lugar el próximo 3 de noviembre, cuando Riego y diez agentes de Policía están convocados a comparecer para prestar declaración ante el juez en los Juzgados de Poniente, en Gijón. La denuncia, presentada por el Alcalde a través del Ayuntamiento, se asienta en el supuesto incumplimiento por parte de los policías del permiso de manifestación aquel 30 de septiembre. Riego denuncia que los policías se encontraban a la salida del Pleno ocupando las puertas del edificio consistorial e impidiendo la correcta salida de los políticos, con gestos intimidatorios. Algo que el regidor interpreta como una agresión, al apenas poder salir del Ayuntamiento por la cantidad de policías congregados, portando banderas sindicales.

El segundo de los juicios, que según adelantaron fuentes sindicales tendrá lugar también en las próximas semanas, con posterioridad al 3 de noviembre, tiene precisamente como protagonistas esas banderas. Con una de ellas, Riego agredió supuestamente a un policía, causándole contusiones que aparecen recogidas en un parte médico que adjunta la demanda que el agente presentó ese mismo día 30 de septiembre.

Curiosamente se va a celebrar primero el juicio por la denuncia del Alcalde, a pesar de haber sido interpuesta diez días después que la del agente agredido. Pero, más aún, la comparecencia debió haberse celebrado mucho antes, puesto que se fijó inicialmente para unas semanas antes de las elecciones, aunque con motivo de la interferencia en el proceso electoral fue retrasada hasta el mencionado 3 de noviembre.

Aún habrá un tercer juicio con la Policía y un político del gobierno de Carreño de por medio. Será el que dirima si hubo delito o no en la retirada de multas por parte de la concejala de Seguridad durante el mandato pasado, Áurea Gutiérrez, en el verano de 2009. Este juicio se celebrará también próximamente, una vez ha sido rechazado el recurso de Gutiérrez para que se archive el caso.

Cronología de los hechos 30 de septiembre de 2010

A la salida de un Pleno, un grupo de policías se manifiesta a las puertas del Ayuntamiento por la política laboral municipal. Portan banderas sindicales, y una de ellas provoca un enfrentamiento entre un agente y el alcalde, Ángel Riego. El agente se dirige a un centro médico donde le diagnostican un traumatismo acromioclavicular derecho, con eritema lineal a ese nivel. Posteriormente, presenta una denuncia contra el regidor

10 de octubre de 2010

El Alcalde da traslado a la Delegación del Gobierno de lo que considera un incumplimiento del derecho de manifestación, y denuncia judicialmente a los diez agentes que se aproximaron a las puertas del Pleno

3 de noviembre de 2011

Fijado un juicio de faltas para tomar declaración a Riego y a diez policías locales por los incidentes del 30 de septiembre de 2010

Fuente documetal: La Nueva España digital