Nota de prensa SIPLA Mieres

2012-03-06 


Imagen de la noticia

Desde SIPLA una vez más queremos destacar el total desconocimiento del funcionamiento del Cuerpo de la Policía Local de Mieres por parte del Concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Mieres.

A tenor de las manifestaciones aparecidas en prensa en el día de hoy en el diario la Nueva España, las labores de los Agentes de la Policía Local, no se relacionan única y exclusivamente con aquellas relacionadas con la seguridad ciudadana tal como parece afirmarse , sino que son múltiples y diferentes las funciones de carácter irremplazable y de vital importancia como las relacionadas con la seguridad del tráfico que a consecuencia de la gran cantidad de notificaciones que se tienen que realizar si son desatendidas y solo debido a la profesionalidad de los Agentes se pueden llevar a cabo, tal como ha quedado demostrado el pasado día cuando tuvo lugar un fatal accidente con el resultado de un fallecido. Así pues, una vez más desde el SIPLA queremos llamar la atención sobre la labor de notificación de las mesas electorales que se viene realizando durante estos últimos días y que a buen seguro continuara, debido a la gran cantidad de notificaciones a comunicar. Estamos de acuerdo en que esta función de notificación es puntual, si, pero totalmente previsible lo que muestra una vez más el desconocimiento, falta de implicación y de comunicación por parte del responsable de Seguridad Ciudadana, quien en previsión de la convocatoria de unas elecciones autonómicas, debería haber tomado las medidas necesarias para coordinar junto con los mandos de la Policía Local una perfecta distribución de los servicios y de las notificaciones a realizar de manera que estas afectasen mínimamente la totalidad de las funciones policiales a realizar.

Por el contrario, esta falta de coordinación solo ha dado lugar a que se haya procedido a trasladar hasta las dependencias de la Policía Local, múltiples cajas con cientos de notificaciones con la única consigna de que estas sean realizadas en el menor tiempo posible, lo que ha generado un gran desconcierto y una falta de planificación ante hechos perfectamente pronosticables, siendo esta una realidad que parece querer obviarse.