El Sipla advierte de la ilegalidad de las posibles multas del 'fotorojo' de Mieres

2012-05-14 


Imagen de la noticia

Cruzar en rojo un semáforo con el vehículo es motivo de sanción. En concreto, de una multa de 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carné de conducir. Pero, por el momento, en Mieres sólo los policías locales podrán proponer dicha sanción, ya que el 'fotorojo' instalado en la confluencia de las calles de Numa Gilhoy y Manuel Llaneza no puede ser utilizado aún por la falta de varios trámites administrativos.

A pesar del anuncio efectuado por el Consistorio a finales del pasado mes de abril en el que notificaba la tramitación de las sanciones, tras mes y medio de prueba, desde el Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias (Sipla) se advierte de que la tramitación de multas «no será posible a corto plazo». Así, recuerdan que el dispositivo de 'fotorojo' «ha sido colocado por una empresa privada a modo de prueba, pero todavía no ha sido licitado ni adjudicado por el Ayuntamiento a la misma», lo que a juicio del Sipla supondría la ilegalidad de las multas propuestas por la Policía Local.

Además, se indica que tampoco se ha dictado la resolución que ordena su instalación ni la utilización de la cámara, en la que debería constar -a juicio del SIPLA- la vía pública a la que afecta y las «medidas que garanticen la preservación de la disponibilidad, confidencialidad e integridad de las grabaciones o de los registros obtenidos».Además, los propios agentes aseguran que el cruce en el que se ha instalado la cámara de vídeo «no nos parece que sea el más conflictivo. Ni en accidentes ni en posibles infracciones».

La cámara fue instalada, a modo de prueba, el pasado mes de marzo y, ya en los primeros días, se registraron un total de 136 infracciones. A finales del pasado mes de abril, el Ayuntamiento de Mieres anunció el inicio de la tramitación de las multas.

Fuente documental: El comercio digital