Los policías apoyan las patrullas de barrio, «pero con medios»

2013-05-18 


Imagen de la noticia

El Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias (SIPLA), mayoritario en el cuartel de Avilés, respalda la petición vecinal para restituir el servicio conocido como «policía de barrio» a los términos originales con que fue implantado en Avilés en 2007. Eso sí, los responsables del SIPLA advierten de que contar otra vez con un servicio de policía de proximidad «implicaría hacer previamente una reordenación del cuerpo, pues como llevamos denunciando desde hace años ahora mismo está hecho unos zorros». Así se expresa Manuel Villa, secretario general del SIPLA y vicepresidente de la junta de personal de Avilés, a quien no le extraña que los vecinos nieguen la existencia de la policía de barrio: «Tal y como llegamos a conocerla en Avilés cuando se implantó, la policía de barrio no existe hoy en día; lo único parecido que hay es una patrulla a bordo de vehículos (coche o moto) que recorre de forma esporádica amplias zonas en tareas de vigilancia».

Manuel Villa vincula el supuesto desmantelamiento de la policía de barrio a la «falta de voluntad política» y, más concretamente, a los «caprichos» de la jefatura policial avilesina. «La paulatina desaparición de la policía de barrio fue consecuencia, como tantas otras cosas que pasan en el cuartel avilesino, de la labor caprichosa del jefe y de la actitud complaciente del equipo local de gobierno, que prefiere dejar las cosas como están en vez de escuchar las propuestas de mejora que le hacemos desde la parte social», comentó el responsable del SIPLA.

Manuel Villa apoya la reivindicación vecinal sobre la policía de barrio, pero advierte de que devolver a ese servicio su status original implicaría «dotar de medios a la plantilla de agentes, empezando por ampliar su número, ahora mismo insuficiente, cuanto más para hacer patrullas a pie por los barrios; y reorganizar el funcionamiento completo de la Policía».

Fuente documental: La Nueva España