El SIPLA critica que el Ayuntamiento no abra expediente al mando policial imputado

2014-11-27 


Imagen de la noticia

El Ayuntamiento de Avilés asumió los costes de la defensa del intendente de la Policía Local, imputado por un supuesto caso de acoso laboral, pero sin embargo no le abrió expediente informativo preceptivo según establece el reglamento municipal, e incluso lo promovió recientemente para cargos de responsabilidad. Estos hechos hacen que el Sindicato de la Policía Local, el SIPLA, ponga el grito en el cielo. "Me parece vergonzoso que el Ayuntamiento no siga en este caso las mismas directrices que haría con cualquier otro funcionario de la Policía. Si un policía cualquiera estuviera imputado, se le abriría expediente disciplinario y se tomarían las medidas oportunas. En cambio, aquí no", protestó Manuel JesúsVilla, responsable del sindicato.

El intendente de la Policía Local está imputado desde abril como consecuencia de las acciones judiciales promovidas por un mando intermedio. Es el Ministerio Fiscal el que, de oficio, interpuso la denuncia, a la que el mando intermedio se sumó como acusación particular. El juicio, por la vía penal, está en marcha en el Juzgado de Instrucción número 3 de Avilés, y el intendente tuvo que declarar ya en dos ocasiones, igual que 17 agentes y dos funcionarios en calidad de testigos.

En opinión de Villa, el gobierno avilesino, con su actitud, está protegiendo al supuesto acosador, mientras que "la víctima, que sufre la violencia en el puesto de trabajo, queda desamparada y al albur de ver qué pasa". El responsable del SIPLA incidió: "Me sorprende cómo un Ayuntamiento que todos los viernes sale a protestar contra la violencia de género acepta que se produzca este otro tipo de violencia. ¿A qué estamos jugando? Me da igual el tipo de violencia, es violencia y no se puede permitir".

El SIPLA también afea que el Ayuntamiento haya reforzado al intendente imputado "dándole más responsabilidades". Concretamente, fue nombrado en 2013 presidente de los tribunales de selección para las pruebas de oposición a diferentes plazas de la Policía Local y, más recientemente, supervisor en la comisión de seguimiento del contrato de la gestión de la zona azul. "Los problemas no se pueden solucionar así. No puedo entender cómo dejan que este tipo de actitudes estén presentes en una institución democrática. La víctima lleva año y pico en su casa de baja porque el Ayuntamiento no ha cumplido las medidas estipuladas en el protocolo de acoso. Y cuando trabaje, tampoco sabemos medidas para que no siga acosándolo. Es una dejadez de funciones intolerable". Villa demanda respuestas a los responsables municipales: "Que contesten de una vez y que no engañen a los ciudadanos".

Un informe de Prevención, con fecha de julio de 2013, recoge la existencia de una situación de acoso en el seno de la Policía Local. Desde entonces el gobierno no tomó ninguna medida, pese a que el plan de igualdad del Ayuntamiento establece que "se deberá proponer la adopción de forma inmediata de las medidas correctoras que procedan para neutralizar dicha conducta". Y añade: "El establecimiento de medidas disciplinarias en la intervención reactiva se realizará dentro de lo establecido en el acuerdo regulador de las condiciones de trabajo para los empleados públicos del Ayuntamiento".

En un primer momento, el departamento de Recursos Humanos rechazó costear la defensa del intendente. Sin embargo él reclamó de nuevo ese apoyo judicial y lo obtuvo. Según fuentes consultadas, lo preceptivo hubiera sido la apertura de un expediente disciplinario al intendente, al tratarse el acoso laboral de un presunto delito cometido en el ejercicio de sus funciones públicas, y en la línea que siguió hasta ahora el Ayuntamiento, que abrió varios expedientes disciplinarios a agentes de la Policía Local.

Fuente documental: La Nueva España digital